Ale Ruggero

Mediación

Share

La mediación es un procedimiento no judicial de resolución de conflictos, mediante el cual un profesional imparcial acompaña a las partes para que puedan resolverlo por ellos mismos.

El mediador no representa a ninguna de las dos partes ni tiene la responsabilidad de alcanzar una solución determinada. Es un facilitador de la comunicación que ayuda a identificar los problemas inherentes a la situación (separación o divorcio, herencias, conflictos con la familia extensa, las propias del ámbito mercantil, las comunidades de vecinos y la comunidad escolar).

Los principios generales que iluminan todo proceso de mediación, comunes a los diferentes ámbitos son los siguientes:

– Imparcialidad

– Neutralidad

– Igualdad de las partes

– Garantía del derecho a la intimidad

– Confidencialidad

– Posibilidad de derivación a otros profesionales (terapeuta familiar, abogado, fiscalista, etc).

La Co-Mediación: una mirada multidisciplinar, complementaria y facilitadora de la resolución de conflictos

Apostamos por una mirada del proceso de mediación compartida e integradora:  el especialista en psicología y relaciones humanas por un lado,  y el abogado especialista en derecho mercantil y de familia por otro. El hecho de poder atender simultáneamente tanto la comunicación entre las partes y el cuidado de la relación como los aspectos jurídicos y legales nos permite acompañar procesos que facilitan la calidad de los acuerdos siempre que estos sean posibles.