Ale Ruggero

Psicoterapia

Share

El punto de partida puede ser un síntoma específico, como la ansiedad o la angustia. Estados de tristeza y depresión. Procesos de duelo por pérdidas de diversa índole: seres queridos, proyectos, trabajos, ilusiones personales, etc. Conflictos y crisis de relación en el ámbito de la familia, la pareja, los hijos, los amigos o los equipos de trabajo.  Dificultades de gestión de la propia libertad como las fobias: el miedo a volar, a hablar en público, a los espacios abiertos o cerrados. Bloqueos emocionales y creativos que nos impiden alcanzar nuestras metas. Dificultades con la vivencia de la sexualidad. Momentos de incertidumbre, de cambio, en que se hace evidente las necesidad de nuevos recursos y herramientas.  Cambios en el ciclo vital: nacimiento y crianza de los hijos, vivencia de la maternidad y la paternidad, adolescencia difícil, separación y divorcio, síndrome del “nido vacio”, jubilación, etc.  Y también procesos de búsqueda, crecimiento personal y autoconocimiento.

Algunas notas sobre mi forma de entender la terapia…

Psicoterapia de orientación constructivista-sistémica, humanista y existencial. La posición constructivista entiende la relación terapéutica como un encuentro: terapeuta y paciente colaboran juntos para alcanzar los objetivos acordados a partir de la demanda. Esta forma de acercarse a la psicoterapia implica entender a la persona como “creadora” de su propia visión del mundo a partir de sus experiencias. Ofrece una mirada integradora que tiene en cuenta tanto la historia personal, como las relaciones significativas, los aspectos cognitivosemocionales, el papel fundamental del cuerpo y la dimensión espiritual.

El camino personal y profesional recorrido hasta hoy me permite utilizar recursos de la psicología cognitiva, la terapia centrada en soluciones, la terapia familiar sistémica y la programación neurolingüistica. La actitud empática y comprometida de las terapias humanistas  y el trabajo corporal a través del  análisis bioenergético, el movimiento expresivo y la respiración. Y la espiritualidad, desde la toma de conciencia y la meditación. Actualmente realizo mi proceso de formación en el ámbito del Análisis Junguiano.